La eliminación del subsidio de la energía eléctrica fue el tema central en la reunión desarrollada por la bancada UNE y que tuvo como invitados a representantes del sector eléctrico, autoridades del INDE, el Ministro de Energía y Minas, el viceministro de Finanzas y la Asociación Nacional de Municipalidades.

La razón es que los diputados de la UNE cuestionan su eliminación, el cual ha ocasionado un aumento en la tarifa de la energía eléctrica y responsabilizan al INDE y al Ministro de Energía y Minas por tomar esta decisión.

Pero el presidente de la Anam, Edwin Escobar, mencionó que el problema se debe a que la Comisión de Finanzas del año pasado, presidida por la UNE, no les otorgó el suficiente presupuesto al solo asignarles Q300 millones, además dijo que ellos no son los responsables de crear o eliminar algún subsidio, ya que es una función del Congreso.

Debido a ello, el ministro de Energía y Minas, Luís Alfonso Chang, mencionó que el problema viene de fondo, porque la tarifa social es más alta que la no social.

El tema incomodó a las partes involucradas, tal como se reflejó en la discusión que tuvo el presidente de la Anam con los diputados de la UNE, lo que causó la expulsión del salón de la bancada de Escobar, incluso afuera del salón llegaron a los empujones.

Después de este altercado, el diputado Carlos Barreda, quien presidió la reunión, continuó con el diálogo entre los aún presentes y se llegó a varios acuerdos para resolver el problema de la tarifa social para lo que queda del 2017.

Entre los convenios alcanzados figura reorientar Q315 millones para terminar de solventar el subsidio, aprobar la Ley de Alumbrado Público y revisar los contratos de distribución.

Estos Q315 millones serían parte de la combinación entre lo presupuestado por el Congreso, que son Q300 millones, más los Q325 millones que aportaría el INDE, sumando Q940 millones para solventar el 2017, lo que en un principio era lo recomendado para cada año.