La Gremial de Fabricantes de Alimentos GREFAL se pronunció este día sobre los daños que el contrabando afecta a 15 sectores productivos del país al causar pérdidas millonarias al fisco así como cierre de negocios y desempleo, y problemas a la salud de los guatemaltecos.

GREFAL informó que las pérdidas ascienden a Q14 mil millones que el Estado deja de percibir según un estudio de la Asociación de Investigación Económica Social ASIES que en enero del 2017 publicó el estudio “Fortalecimiento de la Recaudación Tributaria, Transparencia Aduanera y Reducción del Comercio Ilícito en Guatemala”.

El presidente de GREFAL el licenciado Roberto Herrarte expresó su preocupación y también hizo un llamado a las autoridades de para que actúen ya que este contrabando hace mucho daño al país.

El informe expresa que los sectores que son los más golpeados por el contrabando son los Grasas y Aceites, Granos Básicos, Comercio en General, Combustibles y Alimentos procesados.

Herrarte expresó que los alimentos de contrabando carecen de registro sanitario del MSPAS y carecen de garantía acerca de su inocuidad. Los medicamentos pueden estar vencidos o son falsos ya que carecen de registro sanitario y por lo tanto pueden provocar la muerte.

El impacto laboral está en la actualidad en 30 por ciento con empleo formal y el 70 por ciento está en la informalidad y el contrabando deja sin trabajo a guatemaltecos honrados que por la necesidad migran al sector informal.

También se informó que empresas de las zonas fronterizas localizadas en Coatepeque, Ayutla, Huehuetenango y Quetzaltenango han tenido que prescindir de colocadoras e impulsadoras en un número cercano a 300 y por consiguiente cerrando a supermercados y tiendas que están en ley.

Así mismo aplauden el inicio del esfuerzo conjunto que hacen las autoridades como la Fiscalía de Delitos Económicos junto con la Comisión Interinstitucional Contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera COINCON, que han realizado cinco diligencias de inspección, registro, allanamiento y secuestro de mercancía de contrabando en productos de la canasta básica. GREFAL también hace un llamado a que los operadores de justicia se unan para combatir estas redes criminales.