Oxon Hill, Estados Unidos | AFP |

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, revivió este viernes la incendiaria retórica de su campaña al participar, por primera vez como mandatario, en la conferencia anual de los conservadores estadounidenses.

“La era de las palabras vacías se terminó. Eso terminó. Ahora es el momento de la acción”, dijo Trump a un auditorio reunido en las afueras de Washington.

En un discurso de alrededor de una hora, Trump repitió sus promesas de campaña, como la construcción de un muro en la frontera con México, la reforma del sistema de seguros médicos, la expulsión de inmigrantes indocumentados o la derrota del “terrorismo del islamismo radical”.

Como ya había ocurrido durante toda su campaña electoral, el público interrumpía su discurso gritando “¡U S A! ¡U S A!”

En un momento, Trump mencionó a su adversaria en la elección presidencial, la demócrata Hillary Clinton, y el auditorio estalló en gritos de “¡Tránquenla!”, una consigna que se había tornado común en sus actos de campaña.

En otra parte de su discurso, Trump volvió a arremeter contra la “prensa extraordinariamente deshonesta” y reiteró su convicción de que las “noticias falsas” deben ser consideradas “enemigas del pueblo”.

“Son las enemigas del pueblo porque no tienen fuentes. Simplemente las inventan cuando no las tienen”, acusó el presidente.