La tripulación del barco abortista de la Organización No Gubernamental, Women on Waves, se niega a abandonar el territorio nacional a pesar de que existe una resolución de la Dirección General de Migración (DGM), que así lo ordena.

Para evitar ser expulsados Women on de Waves presentó un recurso de amparo en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), según fue dado a conocer por autoridades militares. El yate arribó el 23 de febrero a las costas guatemalteca del Pacífico para ofrecer abortos a mujeres guatemaltecas.

La nave marítima continúa anclada en el muelle de la Marina Pez Vela. Sectores políticos y religiosos han rechazado la presencia en el país del barco abortista y han recordado que el aborto está prohibido en Guatemala y que por lo tanto, es ilegal.

El pasado 24 de febrero la DGM informó que canceló la licencia para que los cuatro tripulantes de la embarcación permanecieran en territorio nacional y ordenó su expulsión; sin embargo, esta no se ha concretado y se está a la espera de cuál va a ser la resolución de la CSJ.