El mango, al igual que otras frutas, podrá emplearse principalmente para brindar un sabor agridulce a las comidas.

La fruta por sí misma gusta y suele emplearse en infinidad de postres, aunque también es apreciada en las comidas saladas. En esta temporada que abundan los mangos en el país, ¿qué mejor que preparar unas supremas de pollo con una salsa de mangos? Esta salsa brindará un gusto agridulce con notas caramelizadas aportadas por sus mismso azúcares.

Al momento de seleccionar los mangos, busque los que estén maduros para lo cual, podrá presionar ligeramente con los dedos y los mismo deberán ceder. Su piel, estará intacta, su pulpa pegajosa y dulce.

Siempre se recominda trocear las frutas justo antes de ser empleadas, para evitar que pierdan algunas de sus vitaminas que podrían oxidarse cuando entran en contacto con el aire.

Entonces, con unos pocos pasos, podrá disfrutar de un platillo fácil de elaborar y diferente. Para esta receta necesita los siguientes ingredientes:

¾ taza de mango.
2 cucharadas de jugo de naranja
1 cucharada de mostaza
1 taza de caldo de pollo
1 cucharada de aceite
Sal y pimienta al gusto
1 cucharada de soya
1 ramita de tomillo

Preparación
Retirar la piel del mango y trocear. Licuar con el jugo de naranja , la mostaza y el caldo de pollo. Reservar.
Calentar el aceite y dorar los filetes de pechuga de pollo.
Condimentar con sal y pimienta.
Adicionar la salsa soya a que caramelice.
Verter el mango licuado.
Perfumar con tomillo y rectificar la sazón.
Las pechugas deberán estar perfectamente cocinadas.

Otra manera de disfrutar del mango es simplemente a la parrilla o a la plancha para potenciar sus sabores, modificar sus texturas y presentación como una guarnición, por tanto resulta ideal para acompañar un pollo o una carne de cerdo. Asimismo, podrá prepararla como una salsa agridulce o adicionarlo a ensaladas de lechugas mixtas o podrá ser el ingrediente estrella de una ensalada combinada con cebolla morada, tomate, hierbabuena y un aderezo de pepitoria.

Además, es una fruta fresca que va muy bien como un licuado verde combinado con acelga, jengibre y piña. Será un buen comienzo por la mañana para aportar nutrientes al organismo. Asimismo, para los días de calor, que mejor que un helado de mango o un refresco de mango perfumado con albahaca. En fin, habrá una y mil maneras de disfrutar de esta deliciosa fruta de temporada.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo