Fue “La La Land”… No, fue “Moonlight”: Hollywood digiere aún el caótico final del Óscar del domingo, centrado en el craso error del anuncio del premio más importante, que opacó en parte el reconocimiento a los negros tras años de polémica racialen el DolbyTheatre en Los Ángeles.

También distrajo la atención de los abundantes discursos y chistes políticos contra Donald Trump y otras fallas menores, como el que se haya usado la foto de una productora viva en el homenaje a los profesionales de la industria fallecidos.

No se hablaba de otra cosa este lunes que no fuera la confusión del final de la gala.

Las fotos de la ceremonia retrata en shock a todas las estrellas de Hollywood que siguen sin entender el caos que se formó en el último momento.

Según el diario británico Dialy Mail la Academia ha confiado en la empresa Price Waterhouse Coopers (PWC) desde siempre para que les lleven la contabilidad de los votos. Solo dos personas conocen la lista de ganadores de los premios Oscar y supervisan los procedimientos de conteo ellos son Martha Ruiz que funge como asesora de impuestos y Brian Cullinan quien es el presidente de la junta directiva de PWC.

Pocos días antes del evento informaron al Huffington Post que no estaban seguros del procedimiento exacto en el caso de que el actor o película errónea fuera nombrado ganador en cualquier categoría dado que nunca se había cometido un error en los premios 88 años de historia.

Las estrellas quedaron en shock total.

Cullinan y Ruiz llevan una maleta que contiene una copia del sobre ganador para todas las categorías – lo que significa que hay dos sobres para cada premio.

Tanto Cullinan como Ruiz se colocan en lados opuestos detrás del escenario y memorizan a los ganadores para evitar tener que anotarlos y han revelado en el pasado cómo se realizan las verificaciones rigurosas para asegurarse de que tanto el sobre y el anuncio del ganador coincidan.

Se cree que Ruiz y Cullinan tienen la orden de destruir las tarjetas duplicadas a medida que la presentación continúa, así que para el momento en que se otorga el premio a la Mejor película, los únicos sobres que quedan son los dos para Mejor película, según Free Press.

Cuando Beatty y Dunaway subieron al escenario para anunciar el premio a la mejor película, Cullinan y Ruiz se dieron cuenta de que todavía tenían los dos sobres, lo que significa que el sobre que tenían en el escenario era un duplicado para un premio que ya había sido anunciado y que no fue destruido.

No se sabe por qué había un duplicado de Mejor Actriz disponible cuando Beatty caminó en el escenario.

Y después…

¿Qué ocurrió?

Los rostros de la garrafal equivocación fueron los veteranos Warren Beatty y Faye Dunaway, que recibieron el sobre equivocado, el de mejor actriz.

Desde el principio, Beatty tenía cara de confundido. “Eres imposible”, le dijo Bonnie a Clyde. “¡Vamos!”, siguió la actriz, que al ver el sobre anunció: “La La Land”.

Aplausos, abrazos y discursos, que fueron interrumpidos por Jordan Horowitz, uno de los productores del aclamado musical: “Ha habido un error. ‘Moonlight’ ganó mejor película”. “No es broma”, repitió varias veces su colega Marc Platt.

Y acto seguido Horowitz dijo: “Entrego con mucho orgullo  esto a mis amigos de ‘Moonlight'”.

Y fue así, en medio de la confusión, que esta película hecha con un presupuesto de menos de 5 millones de dólares y un elenco negro recibió el premio más importante de la noche.

“Quedé muy emocionado de ver a ‘Moonlight’ recibir la atención que merece y el reconocimiento. Claro que es desafortunado que el momento haya sido contaminado por la confusión al final”, dijo a la AFP Shaun Harper, jefe del centro sobre Raza y Equidad de la Universidad del Sur de California (USC).

Elenco y productores deMoonlight estallan de emoción luego que se rectificara el anuncio a mejor película.

La conmovedora historia de conexión humana y autodescubrimiento que narra la vida de un joven en un suburbio pobre del sur de Florida sumó tres estatuillas, con las de mejor actor secundario para Mahershala Ali y mejor guión adaptado.

“Ni en mis sueños esto podría ser verdad, pero al diablo con los sueños… ¡esto es verdad!”, lanzó allí su director, Barry Jenkins.

Las redes sociales estallaron de inmediato y el anfitrión Jimmy Kimmel rápidamente hizo referencia al incidente del Miss Universo en que Steve Harvey coronó erradamente a Colombia en lugar de Filipinas.

“Llámame Warren Beatty, ¡te puedo ayudar a pasar por esto! #Oscars”, escribió Harvey en su cuenta en Twitter este lunes.

PriceWaterhouseCoopers se disculpó por el “error” en el anuncio del Óscar a mejor película y dijo que emprendería una investigación.

– ¿Página racial pasada? –

El aclamado musical “La La Land”, favorito con 14 nominaciones, terminó con seis estatuillas, incluida la de mejor director para Damien Chazelle, el cineasta más joven en lograrlo, y la de mejor actriz para Emma Stone. Cassey Affleck se llevó el premio a mejor actor por su desgarrador papel en “Manchester cerca del mar”.

La victoria de “Moonlight” rompió el maleficio de dos años de los #OscarsSoWhite (Óscar demasiado blancos), sin actores o directores no blancos nominados, que llevó a llamados a un boicot contra la Academia.

Fue un triunfo además para “OJ: Made In America” como mejor documental y para Viola Davis también ganó como mejor actriz de reparto en su tercera nominación. Ali se convirtió además en el primer actor musulmán en ganar el galardón.

“Creo que [la ceremonia] de anoche fue tan significativa como cuando Halle Berry y Denzel Washington ganaron como mejor actriz y mejor actor”, explicó Harper en referencia al Óscar de 2002.

Y aunque no hubo latinos u otras minorías nominadas, ¿se puede pasar la página racial en el Óscar? “Hay que esperar y ver”, respondió el experto.

“Si bien estoy feliz por lo que pasó anoche, me interesa más lo que pasará el año que viene y el siguiente”, indicó.

La cita sirvió también para lanzar comentarios contra el presidente Donald Trump, en especial sobre su política migratoria.

“Dividir el mundo en categorías de ‘nosotros’ y ‘nuestros enemigos’ genera miedo”, dijo en un comunicado el realizador iraní Asghar Farhadi, que ganó su segunda estatuilla con “El viajante” y no asistió a la gala en protesta al decreto antiinmigrantes de Trump.

“Como mexicano, como latinoamericano, como trabajador inmigrante, como ser humano, estoy en contra de cualquier forma de muro que quiera separarnos”, dijo por su parte el actor Gael García Bernal al presentar un premio.

Con información de Agencias.