La empresa NaturAceites hace un llamado al Gobierno para que intervenga con el propósito de poner fin a la invasión de la finca Palestina, ubicada en Panzós, Alta Verapaz.

Solicitan la presencia de las autoridades para reestablecer el orden en el área, considerada una de las más conflictivas del país, situación aprovechada por grupos criminales dedicados al tráfico de especies protegidas, narcotráfico y de otros grupos para propiciar invasiones y usurpaciones.

NaturAceites considera que la falta de seguridad y certeza jurídica afectan las operaciones de la empresa y ponen en riesgo la fuente de empleo de centenares de personas.

Son unas 150 personas, entre hombres, mujeres y niños, los que se encuentran en la finca, según el alcalde de Panzós.

Hoy instalan mesa de diálogo

Según Jaime Chub, alcalde Panzós, delegados de Copredeh y de Gobernación viajarán este martes a la finca para iniciar el diálogo con los invasores, que suman unas 150 personas, entre hombres, mujeres y niños.

Según el funcionario, él acompañará a la comisión para garantizar su seguridad y lograr que vuelva la tranquilidad a la finca que lleva ocho días paralizada.

Chub indica que los invasores reclaman trabajo y tierras, pero entre ellos siempre hay “aprovechados” de la situación de pobreza en la cual viven muchos, pero que se complica si las empresas cierran, lo cual ha ocurrido con muchas fincas del Valle del Polochic.

Por ello considera importante la presencia del Estado en la zona para garantizar seguridad, la permanencia de las empresas y para atender las necesidades de la población en salud y educación.