Un  grupo aproximado de 50 delincuentes secuestró esta madrugada a trabajadores de la finca Palestina, ubicada en Panzós, Alta Verapaz, informa la empresa NaturAceites, que pide la intervención de las autoridades para salvaguardar la vida de los empleados agrícolas.

Los maleantes ingresaron de manera violenta en horas de la madrugada en la propiedad y causaron daños, “tumbando las plantaciones de aceite de palma con motosierras”, señala un comunicado de la empresa.

“La empresa está trabajando enérgicamente realizando todas las gestiones necesarias para asegurar la pronta liberación de sus compañeros y siempre ha mantenido una postura abierta al diálogo, por lo que reafirma su voluntad de resolver las diferencias a través de un ambiente pacífico bajo el amparo de la Ley”, añade NaturAceites.

PNC sin agentes

El reporte de los incidentes fue recibido esta mañana en la subestación de la Policía Nacional Civil (PNC) de Panzós. Al  lugar se presentó un representante de la finca a denunciar lo sucedido, lo cual incluyó la destrucción de las plantaciones, bloqueos y amenazas, indica Erwin Pacay, jefe de la subestación del municipio.

Sin embargo, explica que no se movilizaron al lugar porque no cuentan con suficientes agentes (solo cinco para atender toda el área) y por lo alejado del sitio, que está a unas cuatro horas de distancia.

Añade que el reporte del incidente ya fue trasladado y también comunicó los hechos al jefe policiaco departamental, pues el martes se presentarán de nuevo representantes de la empresa a ampliar su declaración y dar nombres de los responsables de los actos vandálicos.