En apenas ocho años el derecho indígena de Bolivia, que llevaba siglos practicándose sin problemas, fracasó de manera rotunda y a la fecha todo el sistema de justicia de ese país está en crisis, sin independencia y sin credibilidad, según Fernando Núñez, Decano de la Facultad de Derecho de la UPSA en Bolivia.

Algunas razones del fracaso:

Sin consenso

  • Ausencia de consenso para impulsar los cambios a la Constitución y la falta de leyes escritas para cumplir lo estipulado.
  • El Gobierno utilizó su poder político para forzar las reformas a la Constitución, lo cual también contribuyó al deterioro.

PUBLICIDAD




Falta de leyes impresas o definidas

  • Solo en el primer año se emitieron 100 leyes y a la fecha ya van 800 nuevas regulaciones para hacer funcional este sistema, que de todas formas colapsó, enfatiza el entrevistado.

Políticos se aprovecharon

  • Los políticos encontraron la forma para politizar la justicia indígena y ello también abonó para el fracaso.

“Toda propuesta de la oposición fue desechada. La consecuencia más grave es que el 45% de la población no estuvo de acuerdo, lo que le quitó legitimidad al proceso”, enfatiza el abogado.

“El sistema jurídico plural no ha podido resolver la crisis del sistema judicial, estamos en una profunda crisis, hemos tocado fondo, es un tema de mucha preocupación para el Gobierno”, subraya el profesional, quien fue entrevistado por Republica vía Skype.

A continuación, el doctor Núñez explica el embrollo en el cual está metido el sistema de justicia de su país y los riesgos de no escuchar a quienes demandan una discusión profunda de los cambios a la Constitución.

Quién es el doctor Fernando Núñez

Nació el 9 de agosto de 1961, realizó sus estudios superiores en la Universidad Mayor Real y Pontificia San Francisco Xavier de Chuquisaca , Sucre – Bolivia (1985), Máster en Estudios Europeos, de la Universidad Autónoma de Barcelona – España (1992), Doctor en Derecho, PhD- de la Universidad de Barcelona- España (1995).