La Asociación de Amigos del País presentó este martes en la Corte de Constitucionalidad (CC) un memorial a favor de las hidroeléctricas, en especial en el caso de Oxec I y Oxec II, pues considera que el amparo concedido por la Corte Suprema de Justicia (CSJ, que suspendió las operaciones de la empresa, atenta contra el estado de derecho y podría derivar en demandas millonarias contra el Estado de Guatemala, subraya Ignacio Andrade, presidente de la entidad.

Asimismo, la institución señala que como consecuencia de este fallo se podrían originar otros, afectando el desarrollo eléctrico del país, lo cual contraviene el mandato constitucional  que declara de “urgencia nacional la electrificación”, y que llevó al Estado a promover, mediante la Ley de Incentivos para el Desarrollo de Proyectos de Energía Renovable, la inversión en (y desarrollo de) proyectos hidroeléctricos.

“Es razonable pensar que, en virtud del interés demostrado por parte del Estado de Guatemala para el desarrollo de proyectos hidroeléctricos y las garantías e incentivos que ofreció para la inversión en los mismos, varios grupos de inversionistas, nacionales y extranjeros, decidieron invertir en el país y emprendieron en grandes proyectos para promover el desarrollo de energía renovable, especialmente, a través de las hidroeléctricas”, agrega la Asociación Amigos del País.

Beneficios en riesgo

La institución advierte que el fallo de la CSJ pone en riesgo estos beneficios generados por las hidroeléctricas:

a) La diversificación de la matriz energética en el país, la que, en una gran parte, se compone de hidroenergía.

b) Miles de oportunidades de trabajo, directas e indirectas en el país, en especial el de las comunidades aledañas a los proyectos

c) Inversiones millonarias para el país.

Dentro de ese grupo de inversionistas, se incluyen los que promovieron el desarrollo de las Hidroeléctricas Oxec I y Oxec II.

Estas son parte de las declaraciones de Ignacio Andrade: