Un complejo habitacional para universitarios con capacidad para albergar a 270 estudiantes, lo que lo convierte en el más grande de la región centroamericana, será inaugurado a finales de abril.

Ubicado en un punto estratégico, a cinco minutos de las universidades Rafael Landívar y del Valle, la residencia universitaria contará con tres tipos de habitaciones: dobles, individual y minisuite. Todas están completamente equipadas y cuentan, por ejemplo, con refrigeradora, microondas, camas, conexión a Wifi e Internet, mesas de noche, closet y escritorios.

Cada una de las habitaciones tiene aproximadamente 30 metros cuadrados. La doble tendrá un costo mensual de Q2 mil 500, la individual Q3 mil 100 y la minisuite Q3 mil 800.

La habitación doble es la más económica.

El complejo habitacional, con una construcción de 17 mil metros cuadrados, contará con áreas verdes, recreativas y de estudio. Además, con un área comercial que incluye, desde un banco, hasta barberías, salón de belleza, supermercado, gimnasio, centro de copia y otros.

“La idea es que tenga todos los servicios que necesita un estudiante para no tener que estarse desplazando sino ahí tener acceso a ello. La fecha de inauguración no estamos seguros si será el 22 o 29 de abril, pero a partir del 1 de mayo habrá estudiantes viviendo en el lugar”, afirmó Salvador Paiz.

“Es un complejo muy moderno”, agregó luego el entrevistado, “diseñado con un estilo arquitectónico orientado a la generación Millenians y cuenta además con un resbaladero gigante que da del cuarto nivel a tierra. Es un lugar divertido, moderno, sostenible y seguro”.