La explosión sucedió entre las estaciones “Sennaya Ploschad y “Tejnologuicheski” antes de la salida de uno de los trenes. Al menos diez personas murieron y una veintena resultaron heridas en la explosión ocurrida hoy en el metro de la ciudad rusa de San Petersburgo, que algunas fuentes consideran un atentado terrorista suicida.

La explosión causó una gran humareda, lo que obligó a evacuar a los pasajeros, según informó la administración del metro.

“La explosión en el metro de San Petersburgo la perpetró un terrorista suicida. El artefacto casero seguramente fue colocado en el vagón antes de que saliera”, según agencias rusas de seguridad.

El jefe del comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Víctor Ozérov, dijo que, “por supuesto, se dan todos los indicios de un atentado terrorista”. El Kremlin informó de que el presidente ruso, Vladímir Putin, que participaba en un foro de medios de comunicación en Moscú, está al tanto de lo ocurrido.

Las autoridades de Moscú han decidido reforzar las medidas de seguridad en el metro de la capital rusa.