Mientras estaban por comenzar los santos oficios de jueves santo pasó por mi mente la idea de cuán afortunados somos los cristianos en América Latina. Basta con escuchar las noticias internacionales un día, con detenerse y leer lo que pasa del otro lado del mundo. Muchos están muriendo a causa de su fe.
Y como si me hubiese leído la mente el Padre decidió mencionar el tema en la homilía. Pensar en los ataques que han sufrido feligreses en celebraciones de semana santa, en como una ida a la Iglesia terminó en tragedia. Mientras nosotros podemos ir y venir tranquilos a nuestras parroquias porque nadie nos cuestiona la fe, ni nos amenaza por tenerla.

La semana pasada, domingo de ramos, en Egipto decenas de cristianos fueron asesinados, 36 para ser más exactos. El ataque fue reivindicado por ISIS, que ha “dedicado” gran parte de su tiempo a la persecución de los cristianos. Muy similar a lo que tuvieron que pasar los primeros cristianos, vida o fe y ellos valientemente elegían fe. Las 36 víctimas también la eligieron porque sabiendo que ir a celebrar un momento importante de su fe podía resultar peligroso decidieron que irían de igual forma. Y duele en el corazón notar que estas personas que buscaban a través de su participación acercarse un poco más a Dios solamente consiguieron morir de una manera cruel y despiadada.

Aquí, de este lado del planeta nuestros peligros son otros, algo de censura por creernos fervientes fanáticos de lo fantástico, la cosa más alejada al verdadero concepto de la religión. O ser vistos de manera extraña porque aún creemos que hay algo más, que vale la pena creer en lo que no vemos y sobre todo sentir el amor infinito. Pero con todo y eso, somos muy afortunados por tener la oportunidad de disfrutar y vivir nuestra fe. Recordaremos una vez más el acto más grande de amor realizado. Seremos otra vez testigos del amor y misericordia divinos por el que fuimos criados y somos cuidados día a día.
Somos afortunados de poder vivir nuestra fe sin temor y sin consecuencias.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo