Durante la manifestación del pasado 4 de abril en contra del régimen de Nicolás Maduro, 538 personas fueron arrestadas. De ellos, solamente 32 quedaron presos por decisión judicial, según Foro Penal. Del número total de arrestados, 165 fueron absueltos sin presentación, otros 64 quedaron libres con medidas cautelares y 36 personas obtuvieron libertad plena. Hay 152 detenidos que esperan ser exculpados por presentación de fiadores, 89 que aguardan la audiencia de presentación y 32 privados de libertad por decisión judicial.

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela, Marco Ruiz, confirmó que los dos periodistas franceses, Sebastián Pérez y Didier Barral, detenidos el martes 11 de abril, continúan recluidos en el Comando Nacional Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana, localizado en La Guaira. “Hasta ahora no se han podido constatar las condiciones de los periodistas porque ellos no han tenido oportunidad de hablar con los abogados que contrató Capa TV. Tampoco ha sido posible ver los expedientes, dado que los tribunales estaban en receso por Semana Santa”, señaló Ruiz en una entrevista al diario El Nacional.

Casos de tortura

El pasado domingo, se efectuó la audiencia de presentación en el Tribunal Décimo de Control del área metropolitana de Caracas para tratar el caso de los hermanos Francisco José y Francisco Alejandro Sánchez quienes fueron torturados y obligados a incriminar a la organización Primero Justicia de los hechos violentos de los últimos días en el país sudamericano. Nicolás Maduro mostró vídeos en los que los hermanos Sánchez denunciaban la participación de Primero Justicia, sin embargo estos no fueron presentados como evidencia durante la audiencia.

El abogado defensor de los hermanos Sánchez, Joel García, afirmó: “Si hubiese Estado de Derecho esos muchachos no deberían quedar presos. Pero después de las declaraciones del presidente Maduro, no creo que la jueza vaya a dejarlos en libertad”. El abogado mencionó que se han presentado una serie de nulidades durante el proceso judicial. “Es un procedimiento viciado, desde la desaparición forzada de los hermanos hasta el vencimiento del lapso para presentarlos al tribunal”.