El grupo de invasores de la finca Palestina, en Panzós, Alta Verapaz, de nuevo bloqueó una importante vía que comunica a ese municipio con unas 30 comunidades, afectando a miles de pobladores, según las autoridades municipales.

El hecho ya fue denunciado y se enviará a los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) para dialogar con estas personas, indica Héctor Choc, vicealcalde de Panzós.

El funcionario señala con este grupo buscan dialogar y que entiendan el daño causado a las comunidades que necesitan trasladar sus productos o movilizarse por alguna necesidad de salud.

Dos meses de impunidad

La finca fue invadida hace dos meses por este grupo que taló árboles y saqueó la casa patronal. Además, pese  la disposición de NaturAceites, la empresa propietaria del inmueble y de las autoridades, para instalar una mesa de diálogo, los invasores no acudieron a la cita y lejos de ello siguen actuando con total impunidad.

Los invasores siguen destruyendo las plantaciones y violentando los derechos de libre locomoción, sin que las autoridades intervengan para reestablecer el orden en el área.