Proteger y promover el cuidado de recursos naturales con los que cuenta el país para su aprovechamiento de manera sostenible, promueve la Gremial de Palmicultores de Guatemala (Grepalma). Esta entidad centra sus esfuerzos en estas areas:

La protección del suelo por medio del análisis periódicos para conocer las propiedades y disponibilidad de nutrientes, además del aporte de materia orgánica para garantizar el manejo responsable de residuos que enriquecen las áreas y evitan la erosión y deterioro.

“Con esta estrategia también se promueve la siembra de cobertura verde la cual consiste de plantas fijadoras de nitrógeno que tienen como función controlar las malezas del cultivo disminuyendo el uso de químicos y enriquecen el suelo con nitrógeno que es aprovechado por el cultivo”, señala Grepalma.

Mientras tanto, la conservación y uso responsable del agua es la segunda área que promueve Grepalma, que tiene como fin “el manejo integrado de las cuencas donde se incluye la preservación de los nacimientos de agua, los cuales permiten la disponibilidad y calidad del recurso para los habitantes de las áreas cercanas”.

Además, los proyectos de palma promueven el crecimiento de bosques y vegetación con la conservación de los ríos, optimizando el recurso del agua y manteniendo monitoreos de los suelos para conocer la humedad disponible con registros de precipitación pluvial, enfatiza la entidad.

De esta forma el sector palmicultor mantiene la protección de los recursos naturales, conservándolos a largo plazo, promoviendo una responsabilidad ambiental en los proyectos palmeros, los cuales protegen los bosques y hábitats que albergan especies de flora y fauna.

“Estas acciones sirven para generar conciencia entre los sectores participando en la conservación de la biodiversidad para proteger las áreas productivas de Guatemala, las cuales se reconocen cada 22 de abril en la celebración del Día Internacional de la Tierra, que se celebra desde 1970″.