En reunión de gabinete el Comisionado presidencial para la Competitividad e Inversión Acisclo Valladares Urruela expresó que para este 2017 se tienen comprometidos 209 millones de dólares en proyectos de desarrollo que son prioritarios en el Plan Alianza para la Prosperidad.

Estas acciones estarán enfocadas, en su primera fase, a tres municipios siendo estos Momostenango, en el departamento de Totonicapán; en Jocotán (Chiquimula) y Nebaj (Quiché). El plan de desarrollo será presentado a los jefes ediles de esos municipios para iniciar su implementación en mayo próximo.

“La mayoría del monto será canalizado por la Agencia para el Desarrollo Internacional (Usaid, en inglés). Tratamos en gabinete el plan Alianza para la Prosperidad y compartimos un documento entre los ministros y agencias del Gobierno de Estados Unidos sobre las acciones que se van a implementar en Guatemala”, expresó el comisionado.

Además, en esta misma fecha los ministerios deben presentar una serie de acciones que se ejecutarán en los 51 municipios priorizados con este plan, especialmente enfocados en la generación de empleo y desarrollo de infraestructura vial.

Explicó que los fondos asignados a Guatemala serán utilizados por las agencias de cooperación de Estados Unidos como parte del eje de “transparencia” de la actual administración.

El Plan Alianza para la Prosperidad fue lanzado 2014 por los jefes de Estado de los tres países centroamericanos (Guatemala, El Salvador y Honduras), con el fin de evitar la migración hacia los Estados Unidos.

El proyecto que contó con el apoyo del entonces presidente Barack Obama, quien solicitó al Congreso estadounidense 750 millones de dólares para ayudar a la región dentro del presupuesto del año fiscal 2017.