Uber tuvo una caída considerable en cuanto a popularidad refiere, no solo por las dificultades legales que ha tenido por las demandas de acoso sexual y por supuestamente robar documentos de Google, el problema fue la recolección de datos de usuarios después de que estos borraran la aplicación. El hecho le valió al CEO Travis Kalanick un regaño por parte del jefe ejecutivo de Apple, Tim Cook.

Fingerprinting es el nombre con el que se conoce la recaudación de datos, esos datos eran utilizados para solicitar viajes en países como China. Un número alto de viajes es una de las métricas que la empresa recompensa. Apple permitía que los desarrolladores recabaran datos de los usuarios con un Identificador de Aparato Único, pero en 2013 se dejó de hacer para garantizar más privacidad a los usuarios. Cook dijo a Uber que de no dejar de violar sus reglas, sacaría la aplicación de la App Store.

Sin embargo, Uber dijo a TechCrunch que utiliza el fingerprinting para detectar comportamiento fraudulento. La empresa busca evitar que alguien utilice una tarjeta de crédito para viajes largos, borrar la aplicación y hacerlo de nuevo varias veces. “Absolutamente no guardamos información de usuarios o su localización cunado borran la aplicación. Tal y como dijo el New York Times, esta es una forma típica de evitar fraudes en los que se descarga Uber a un teléfono robado… Prácticas similares se utilizan para detectar cuando un usuario vuelve a iniciar sesión”.

¿Qué piensas de esta práctica?