Por Lucía Hernández

Doña Tina se dirige, como todos los meses, hacía el Banco  en el que recibe el dinero que le envía su hijo desde Estados Unidos; hace dos años sentía que ese dinero le alcanzaba más pero se las debe arreglar pues necesita sus medicinas.

Según la Organización Internacional para la Migraciones (OIM), son aproximadamente entre 6.2 millones de familias guatemaltecas que reciben remesas (principalmente de Estados Unidos)  y que dependen de ellas; eso es el 65% de la población.  Los gobiernos centroamericanos ven en cada uno de sus emigrantes un posible flujo de dinero, que por ser de forma regular ayuda a fortalecer las economías (especialmente de los países tercermundistas). El dinero recibido suele ir a necesidades básicas de consumo, algunos hogares que reciben dinero pueden ahorrar, lo cual supondría una tasa de ahorro superior a las medias nacionales.

Ahora, ¿qué está pasando con las remesas en este momento que cambian menos quetzales por un dólar recibido?  Doña Tina, por ejemplo, quien recibe su remesa ese día recibirá menos; antes recibía Q8 por $1 ahora está recibiendo 7. 34. Esto quiere decir que Doña Tina tiene menos quetzales para gastar y las transferencias a su vez se incrementan pues ya no se recibe una remesa mensual, si no serán dos o incluso tres por que en cada una irá menos dinero del que usualmente se mandaba. Aquí entonces entra la relación del tipo de cambio y remesas: si la tasa de cambio fuera más alta, por cada dólar Doña Tina recibiría más quetzales.

En el momento en que ingresan remesas al país aumenta la masa monetaria, incrementa la compra de bienes y servicios, entonces ¿qué pasa? Claro, aumenta la oferta y la demanda entonces existe un crecimiento pues se reactiva la economía. El problema es que debido a esto, los precios suben pero el salario no; entonces ocurre a lo que tanto tenemos: la inflación.

Solo en  el mes de Abril han ingresado $739,817.0 de divisas por remesas familiares, la mayor cifra hasta ahora desde el 2010 y en estos siete años se observa la diferencia notablemente. ¿Por qué? “Se cree que las remesas han subido por la política migratoria de Donald Trump, la cual busca perjudicar a los indocumentados- explica Sergio González, analista económico del Ministerio de Economía- Por eso el flujo es mayor, la gente está mandando 200 en vez de 100; de acuerdo a la autoridad monetaria, la inflación se mantendrá dentro del rango establecido para este año que es entre 4+-1%. González afirma que el Banco de Guatemala dispone de instrumentos monetarios para contrarrestar cualquier efecto sobre la inflación, la pregunta es ¿A qué costo?

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo