Dinamarca publicó este martes una lista negra de seis extranjeros acusados de fomentar el odio, cinco predicadores musulmanes y un pastor evangelista islamófobo, a los que expulsó por un periodo renovable de dos años.

Los afectados son dos saudíes, un canadiense, un sirio y dos estadounidenses, entre ellos el pastor Terry Jones que llamó la atención pública al quemar ejemplares del Corán en 2011.

La lista envía “una señal clara de que los furiosos predicadores religiosos itinerantes que intentan minar nuestra democracia y nuestros valores fundamentales de libertad y derechos humanos no son bienvenidos en Dinamarca”, indicó el ministerio de Inmigración e Integración en un comunicado a AFP.

El Gobierno de centroderecha ha llevado a cabo una campaña contra las opiniones radicales, desde que anunció la creación de esta lista negra en marzo de 2016, a raíz de la difusión de un documental filmado con cámara oculta sobre los sermones radicales pronunciados en las mezquitas danesas.

Las principales formaciones políticas del país, incluidos los socialdemócratas y el Partido del Pueblo Danés (derecha antiinmigración), han apoyado la labor del gobierno contra los predicadores extremistas.

En 2015, un joven danés de origen palestino, que había adoptado el islam radical estando en la cárcel, mató a dos personas delante de la sinagoga de Copenhague. El mismo año, las autoridades le retiraron la nacionalidad danesa a un marroquí que la había obtenido en 1988, por haber difundido libros de un predicador cercano a la organización yihadista Al Qaeda.