Cristiano Ronaldo marcó los tres goles con los cuales el Real Madrid puso un pie en la final de la Champions.

El Atlético de Madrid no fue el equipo que en otras contiendas puso a temblar a los merengues y terminó goleado en el Santiago Bernabéu.

El portugués anotó a los minutos 10, 73 y 86 y con este marcador casi sentenció la llave, la cual tendrá su segundo capítulo el 10 de mayo.

Esta vez Ronaldo fue implacable y no desaprovechó los balones servidos en bandeja de plata por sus compañeros.