El cantante mexicano Luis Miguel se entregó este martes y liberado poco después bajo fianza luego de no haberse presentado varias veces ante un tribunal de Los Ángeles que lo requería por un proceso civil, confirmó su abogado.

El “Sol de México” se entregó a las autoridades en el centro de Los Ángeles este martes luego de que, el 17 de abril, una jueza federal emitiera una orden de arresto en su contra. Poco después fue liberado “con una fianza contra firma por un monto de un millón de dólares”, dijo a la AFP el abogado del artista, Kris Demirjian, quien acotó que el artista deberá presentarse nuevamente en tribunales el 11 de mayo.

Esta modalidad de fianza significa que Luis Miguel no pagó el dinero por adelantado, sino que éste será cobrado por el tribunal en caso de que el cantante insista en ausentarse de las próximas citas judiciales en Los Ángeles.

“Estamos hablando sobre un acuerdo y veremos que se puede hacer”, declaró Demirjian, para acotar luego que “espero podamos resolver esto para el próximo jueves, pero no sé, no puedo comentar sobre el estado de situación en el momento”.

La jueza federal Virginia Phillips había ordenado su detención luego de que Luis Miguel Gallego Basteri ignorara por tercera vez una citación por una demanda civil. Un millón de dólares es la cifra por la cual su exrepresentante, William Brockhaus, está demandando al cantante de 47 años.

Brockhaus, quien trabajó para Luis Miguel entre 2013 y 2015, entabló la demanda en febrero de 2015 asegurando que ambos tenían un acuerdo verbal según el cual el “manager” recibiría 10% de las ganancias del baladista, un monto que asegura no haber obtenido.