Después de asistir a la inauguración del IV Congreso Laboral “El Futuro en el Mundo del Trabajo”, el presidente salió a paso doble del hotel donde se realizaba la actividad con destino a Nebaj, Quiché.

Luego de que se supiera que por un mensaje de Whatssap se le pidió el cargo al exministro de Economía Rubén Morales, el mandatario evadió responder a la prensa los motivos y salió protegido por su séquito de guardaespaldas hacia su vehículo.

Sólo dijo que llevaba prisa porque “iba a Nebaj”.

De esta manera se salvó de aclarar una situación incómoda como la salida del exfuncionario y su silencio apunta a que hasta el momento no quiere aclarar las razones por las que supuestamente le pidió la renuncia a Morales.

Todo indica a que esperará un tiempo prudencial para dar una versión a la prensa, como sucedió con el arresto de su hermano y su hijo, implicados en un escándalo de supuesta corrupción.

SAT y Registro Mercantil ¿se contradicen?

Según una publicación en un medio de comunicación, el nuevo ministro de Economía Víctor Asturias, fue beneficiado con contratos del Estado y en días recientes con un contrato para monitoreo de vehículos para la empresa Trade & Investment, Sociedad Anónima por Q39 mil 205. Esta empresa se ha beneficiado con contratos de más de Q23 millones.

Sin embargo, Asturias respondió que se desvinculó de la compañía en el 2000 y agregó que es un problema de actualización de registros, por lo que presentó un documento avalado por el Registro Mercantil.

Según su Registro Tributario Unificado (RTU), extendido por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Víctor Manuel Asturias Cordón es representante legal de la entidad.

Heinz Heimann, vocero de la Presidencia, tiró la presión al exfuncionario a pesar de la insistencia de la prensa y dijo que los métodos de comunicación y detalles es algo que solo el exministro puede aclarar y la decisión del Presidente fue elegir al nuevo ministro Asturias, tras la renuncia de Rubén Morales.