El Barcelona se aseguró seguir una jornada más líder liguero, haga lo que haga el Real Madrid, al ganar este sábado 4-1 al Villarreal en la 36ª jornada del campeonato español, con un doblete de Leo Messi.

Neymar abrió el marcador con un disparo a bocajarro (21), el congoleño Cédric Bakambu igualó tras un gran contragolpe (32) y Leo Messi rubricó el 2-1 con un disparo cruzado desde la frontal (45).

Ya en la segunda parte, Luis Suárez recortó en el área para soltar un tiro cruzado que supuso el 3-1 (68) y Messi hizo el 4-1 definitivo de penal (82).

La victoria permite al Barça ponerse provisionalmente líder en solitario con tres puntos de ventaja sobre el Real Madrid, que juega en el último partido del día contra el Granada (19º y penúltimo) y al que una victoria sólo le valdría para volver a empatar a puntos con los azulgranas.

El Barcelona dominó en un encuentro donde impuso su juego frente a un ‘Submarino Amarillo’ que optó por esperar atrás para intentar sorprender a la contra.

Messi, suma y sigue

Los azulgranas se mostraron muy imprecisos de entrada, pero el gol de Neymar, prácticamente empujando un balón en boca de gol, les dio tranquilidad.

El brasileño no pareció acusar el golpe que supuso esta semana saber que será juzgado por un presunto delito de “corrupción en los negocios” y fue uno de los hombres más activos del Barça por la banda izquierda, donde puso en muchos apuros a la defensa visitante.

La igualada de Cedric Bakambu culminando un rápido contragolpe después de una cabalgada desde prácticamente el centro del campo (32) enfrió los ánimos, sólo hasta que apareció Messi al rescate.

El argentino recortó para irse hacia el centro en la frontal del área y soltar un disparo cruzado que supuso el 2-1.

Messi haría el cuarto del equipo de penal (82), a lo Panenka, con lo que sigue como máximo goleador de la Liga española con 35 goles, muy por delante de su compañero uruguayo Luis Suárez, el segundo mejor goleador con 26 tantos, el último de ellos marcado este sábado.

El ‘pistolero’ penetró por la derecha yéndose de un defensa para cruzar el balón sin que pudiera detenerlo Andrés Fernández (68).

Los delanteros del Barcelona supieron aprovechar los espacios dejados en la segunda parte por el Villarreal en su búsqueda de goles para intentar igualar o superar a los locales sin fortuna.

Con la victoria, los azulgranas siguen metiendo presión al Real Madrid en la pugna por la Liga, mientras el Villarreal pone su quinta plaza al alcance del Athletic de Bilbao, que juega el domingo contra el Alavés (10º).