por Alex Vásquez, AFP

Las mujeres salen este sábado a la calle en Venezuela, donde día a día se suceden movilizaciones y protestas: las opositoras vestidas de blanco para reclamar un freno a la “represión” y las chavistas para pedir el fin de la violencia.

AFP PHOTO / FEDERICO PARRA

Encabezadas por diputadas y otras dirigentes de la oposición, cientos de mujeres marchaban hasta el Ministerio de Interior y Justicia, en el centro de Caracas, para rechazar que los cuerpos de seguridad dispersen las protestas contra el gobierno con gases lacrimógenos, perdigones y chorros de agua a presión.

Manifestaciones similares fueron convocadas en otras ciudades.

Las protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que exigen elecciones generales como solución a la grave crisis política y económica, dejan 36 muertos y centenares de heridos y detenidos, según la Fiscalía.

“La dictadura transita sus días finales y Maduro lo sabe, por eso estos niveles inéditos de represión. Es importante (…) ponerlo en evidencia. Por eso, hoy avanzamos sólo las mujeres”, dijo a la AFP la exparlamentaria María Corina Machado.

Por su parte, Asia Villegas, viceministra de Igualdad de Género, indicó que las mujeres oficialistas marcharán hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital, adonde las protestas opositoras no han podido llegar.

“No queremos ni propiciamos guerra, apostamos a la paz”, expresó Villegas sobre la movilización, que entregará un documento con denuncias sobre las mujeres que han sido “víctimas del fascismo”, como el gobierno se refiere a las acciones de calle de la oposición.

Como suele ocurrir cuando la oposición intenta llegar al corazón de la ciudad, este sábado varias estaciones del metro estaban cerradas y había fuerte presencia de militares y policías en vías estratégicas.