Por Adriana Ligorría

El número de turistas extranjeros que arribaron al país de enero a marzo aumentó un 17 por ciento relacionado con ese mismo período en 2016, según registros del Instituto de Turismo Guatemalteco (INGUAT). Guatemala espera atraer en 2017 a 1 millón 995 turistas, 181 mil 797 más que el año pasado. En abril arribaron más de 110 mil 300 para Semana Santa.

La razón principal del incremento es la campaña internacional de US$5 millones para todo el año “Guatemala es el secreto, descúbrela”, iniciativa que forma parte del Plan Maestro de Turismo Sostenible, política pública enfocada en elevar 10 posiciones al país en el índice de Competitividad Turística del Foro Económico Mundial en el 2019. Además, se propone alcanzar US$1 mil 600 millones en divisas. En 2016 se recaudaron US$1 mil 536 millones.

Esto supondrá una disminución al valor del tipo de cambio, que actualmente es de Q7.34, según la ley de la Oferta y la Demanda. Será un beneficio para los extranjeros poder adquirir productos y servicios en Guatemala cambiando dólares a un precio barato, lo cual generará más turismo y más ganancia para el país, lo mismo con la compra de dólares para los guatemaltecos; por otro lado, los exportadores ganarán menos dinero y se verán obligados a guardarlo en dólares en bancos extranjeros para generar intereses y recuperar lo perdido.

El incremento de turismo significaría una gran ayuda al desarrollo del país, tomando en cuenta que generará empleo en las zonas turísticas, será ingreso económico desde lugares de alojamiento hasta transporte público, súper mercados, etc., y los impuestos cobrados a los extranjeros, si son bien utilizados por el Estado, disminuirían la necesidad de deuda o incremento de los mismos.

Lo que le queda al Estado es dar mantenimiento a los sitios turísticos, las carreteras, transportes, etc., cosas que ya van incluidas en el Plan Maestro, que fortalecerá la conectividad aérea entre los aeropuertos del país, se mejorará el estado de algunos puntos fronterizos turísticos y se hará mantenimiento a las principales vías de acceso a las zonas turísticas, haciendo que Guatemala sea un país más llamativo. El resto queda para la población, cuidando los espacios públicos, respetando las leyes y manteniendo limpias las calles.

El turismo es una herramienta de oportunidad que este país con tanta riqueza cultural tiene que aprovechar al máximo. Entre más turistas, más ingresos, menor tipo de cambio, más empleo, más conciencia para cuidar los espacios turísticos, más riqueza.

Y, para beneficio de estos sitios, lo mejor sería que manejen sus propias ganancias para que se reinviertan en el lugar y se desarrolle con sus propios recursos, en lugar de ser una tarea del Gobierno Central.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo