Corea del Norte anunció la captura de un ciudadano estadounidense por “actos hostiles”, dos semanas después de arrestar a otro individuo del mismo país, informó la agencia estatal de noticias KCNA.

El arresto de Kim Hak-Song se produjo el sábado. “Una institución relevante está llevando a cabo una investigación detallada sobre sus crímenes”, añadió KCNA, según la cual Kim trabajaba para la Universidad de Ciencias y Tecnología de Pyongyang (USTP), como el estadounidense detenido el mes pasado.

La noticia de dos párrafos difundida por la agencia norcoreana no da más detalles sobre lo ocurrido.

La universidad USTP, fundada por evangelistas cristianos extranjeros, abrió sus puertas en 2010 y acoge a varios profesores estadounidenses en su equipo docente. Sus alumnos suelen ser hijos de la élite norcoreana.

En Washington, el departamento de Estado afirmó en un comunicado estar “al corriente de las informaciones según las cuales un ciudadano estadounidense está detenido en Corea del Norte”.

“La seguridad de los ciudadanos estadounidenses es una de las prioridades del departamento de Estado. Cuando un ciudadano estadounidense es detenido en Corea del norte, trabajamos con la embajada de Suecia en Pyongyang, que actúa como potencia protectora de Estados Unidos en Corea del Norte”, agregó la diplomacia estadounidense sin aportar más detalles.

Estados Unidos no mantiene ninguna relación diplomática o consular con Corea del Norte. La embajada de Suecia en Pyongyang provee los servicios consulares limitados a los nacionales estadounidenses encarcelados en Corea del Norte.

Corea del Norte había confirmado el miércoles la detención de otro ciudadano estadounidense el pasado 22 de abril, en el aeropuerto de Pyongyang. Se trata de Kim Sang-Duk, también conocido como Tony Kim, un profesor estadounidense acusado de “cometer actos criminales hostiles para derribar” a la “República Democrática de Corea”.

El viernes, Pyongyang acusó a la CIA de urdir un complot para asesinar al dirigente norcoreano Kim Jong-Un.

Con Kim Hak-Song, son cuatro los estadounidenses detenidos actualmente en Corea del Norte.

Antes que él, fueron arrestados Kim Sang-Duk, el mes pasado; Kim Dong-Chul, detenido en octubre de 2015 y sentenciado en 2016 a 10 años de trabajos forzados por “subversión” y “espionaje”, y Otto Warmbier, detenido en enero de 2016 y sentenciado a 15 años de trabajos forzados por haber arrancado un cartel político de la pared de un hotel.