La Alianza por las Reformas pidió al Congreso declararse en sesión permanente para discutir las reformas Constitucionales durante el receso del periodo de sesiones ordinarias.

Tras esta solicitud se consultó a Cesar Siguenza, miembro de Alianza Técnica de Apoyo al Legislativo (ATAL), quien menciona que la petición es válida por derecho y es una forma de asegurar la discusión de las reformas dentro del pleno parlamentario, pero ello no garantiza buenos resultados.

Siguenza menciona que una mejor medida sería exigir a los diputados que trasladen a la población los textos de las enmiendas discutidas.

Considera que los grupos a favor y contra los cambios a la Constitución, desconocen el trasfondo de lo analizado por los parlamentarios, lo cual incertidumbre en la población.

Además, el abogado se muestra preocupado porque no se llega a consensos y la falta de quórum ha impedido avanzar en el periodo normal de sesiones, y por ello considera más complicado tratar de reunir a los diputados durante el receso.