La inestabilidad ha marcado la gestión de todos los directores del Sistema Penitenciario (SP). El paso de Nicolás García por el SP, 10 meses como máxima autoridad, es una historia que se ha repetido en esta institución encargada del sistema carcelario del país.

De enero del 2004 a la fecha, contando la destitución de García, han desfilado por Presidios 17 directores, lo que da en promedio un período de ocho meses, según estudio del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).

Eso ha sido siempre así. Desde su fundación, en agosto de 1988, “la Dirección General del Sistema Penitenciario ha enfrentado 40 traspasos de directores generales con un período en promedio de gestión de ocho meses”, se afirma en el documento que contiene la Política Nacional de Reforma Penitenciaria, dada conocer en febrero de 2015.

Los directores Víctor Rosales, durante la administración del presidente Óscar Berger, y Gustavo Gaitán, en el gobierno de Álvaro Colom, son los que menos tiempo han estado en el cargo en los últimos 13 años. Ambos estuvieron al frente del SP por dos meses.

Las razones de destitución son “usualmente por fugas de reos, manejos anómalos de cuestiones operativas o cambios de Gobierno o Ministro de Gobernación”, afirma Corinne Dedik, experta en temas de seguridad y penitenciarios CIEN.

Consecuencias

Esa inestabilidad en los altos cargos de dirección conlleva problemas a la institución. El promedio de tiempo que permanecen los directores “no permite ofrecer mayores avances en materia de administración y planificación penitenciaria, mayormente cuando en cada administración se registran rotaciones en los mandos medios”, de acuerdo con el citado informe.

Al respecto, Dedik argumenta que las constantes rotaciones “retrasan los avances para reformar a la institución; con los constantes cambios estos esfuerzos pasan a segundo plano porque lo más importante es mantenerla funcionando. Y sucede que proyectos que se han iniciado se paran porque las nuevas autoridades llegan con una nueva visión y programas”.

La institución es cuestionada porque se supone que tanto autoridades como guardias, son cómplices de ilegalidades.

Un cargo complicado

Cuando las máximas autoridades del SP se empiezan a familiarizar con las dinámicas y lógicas penitenciarias son relevadas del cargo. ¿Qué evidencia eso?

“Es un puesto muy complicado, es muy difícil encontrar personas con el perfil idóneo y que quieran aceptar el cargo porque la situación es muy complicada y la institución tiene muchas carencias”, responde la experta del CIEN.

Entre las falencias enumera problemas de infraestructura carcelaria, una sobrepoblación de reclusos que promedia un 300% y deficiencias de personal tanto en cantidad y calidad. “Están operando con un déficit de personal operativo, pero muchos de los guardias no tienen las capacitaciones periódicas que necesitan”, afirma Dedik.

A ello se suma el tener que lidiar y enfrentar con las pandillas “lo cual es muy delicado” y con estructuras del crimen organizado.

A continuación, la lista de los últimos 17 directores, según el CIEN

  • Óscar de la Roca
  • Enero a julio de 2004
  • Patricia de Chea
  • Julio 2004 a mayo de 2005
  • Francisco de la Peña
  • Junio a noviembre de 2005
  • Alejandro Giammattei
  • Noviembre 2005 a enero 2007
  • Víctor Rosales
  • Febrero a marzo de 2007
  • Ana Margarita Castillo
  • Abril a diciembre del 2007
  • Álvaro Arreaza
  • Enero a mayo de 2008
  • Gustavo Gaitán
  • Junio a julio de 2008
  • Eddy Morales
  • Julio 2008 a marzo de 2009
  • Giulio Talamonti
  • Abril a agosto de 2009
  • Eddy Morales
  • Agosto 2009 a enero de 2012
  • Luis Alberto González
  • Enero de 2012 a febrero de 2013
  • Édgar Camargo
  • Febrero de 2013 a septiembre de 2014
  • Anthony Pivaral
  • Diciembre 2014 a mayo 2015 -un subdirector del SP estuvo a cargo de manera interina entre octubre y noviembre de ese año-
  • Alexander Toro
  • Septiembre 2015 a enero de 2016
  • Carlos de León Zea
  • Enero a julio de 2016
  • Nicolás García
  • Julio de 2016 a mayo de 2017