Ahora que ya sabes qué te van a preguntar en una entrevista de trabajo, lo más conveniente ahora es relajarse y contestar de manera honesta sin querer aparentar lo que no se es o que gane el ego e imponer condiciones para trabajar ahí. Que no se te suba el ego. Tranquilo. El asunto aquí es darse a conocer. Aquí unos consejos de lo que no debes hacer en una entrevista de trabajo. Esto nos contestó la reclutadora de Manpower Kristhal Galdámez.

Los errores más comunes en las entrevistas que hacen los potenciales candidatos son:

  1. Respuestas cortas o respuestas muy largas que confunden. Es decir contesta lo que es. Ni más ni menos. Da respuestas intermedias. Responde de manera franca y si adicionas información después, perfecto. Si quieres medidas. En dos oraciones lo que te preguntan y si quieres agregar algo más hazlo pero no te pases de dos oraciones extras. ¿Qué piensa el reclutador si te extiendes demasiado?. Que estás evadiendo la pregunta, no la quieres responder o no eres alguien honesto.
  2. La vestimenta. En otros artículos te hemos aconsejado el cuidado para vestirte. Es muy importante ir bien vestido a la entrevista. Siempre bien presentado, por favor. Si no tienes traje pues una camisa formal y un pantalón de tela y zapatos formales, estás hecho. Si quieres ir con traje y corbata pues está muy bien. Lo que no es jeans, tenis y playera. Con las damas se recomienda pantalones en las primeras entrevistas o vestimenta con cierta discreción sobre todo por el largo de la falda para no dar malas impresiones. Un maquillaje discreto y accesorios sencillos. Nada exhuberante porque hay veces que no se ve bien. Para casos especiales. Si trabajas en una planta y vas vestido como estás ahí, lo primero que debes hacer es disculparte por la vestimenta, ellos entenderán. Di: Me disculpo por venir en uniforme laboral porque estoy en horario de trabajo y no pasa nada. Esto aclara Galdámez se ve de buen gusto que expliques. ¿Qué piensa el reclutador? El que estés bien vestido nos dice que estás muy interesado en la plaza de trabajo.
  3. El tema corporal es de cada persona. Nosotros no estamos viendo si mueve la mano de una manera. Los nervios pueden traicionar y nuestro trabajo como reclutador es hacerlos que se sientan calmados.
  4. El entrevistador siempre hará las preguntas porque quiere conocerte. No te aflijas si de pronto hay entrevistadores que te hacen preguntas abiertas como: Cuénteme de usted. Dato infalible: Memoriza tu CV, habla un poco de tus estudios, después de tu experiencia laboral y después habla un poco de tu familia. ¿Qué piensa el reclutador? Qué funciones hacías en tus trabajos anteriores. Como solventabas problemas y si te fuiste de algún trabajo la razón pues dile la razón.

¿Cómo resolver estos problemas?

Si eres demasiado tímido motívate un poco para ser más accesible. Graba en tu cabeza que lo único que quieren es conocerte porque están interesados en tus habilidades como profesional. 

Si no eres muy conversador y el reclutador que se fijó en tí sabe que puedes hacer un gran trabajo en la plaza que te va a ofrecer, no te aflijas si insisten. Recuerda que ellos hacen su trabajo y no se pueden quedar con un SI o un NO. Las entrevistas perfectas no existen, afirma Galdámez y lo que importa es tener la información.

Un gran ejercicio que puedes hacer antes de la fecha de la entrevista es ayúdate con un amigo y le das las preguntas para que evalúe si estás respondiendo bien. De pronto hay datos que tu amigo sabe sobre tí que tú piensas que a lo mejor no vale la pena mencionar o aconsejar que no digas algo porque se oye raro. Contestar las preguntas al decírselas a alguien de confianza te dará más fluidez y comodidad.

Si el amigo no está disponible en el momento que deseas practicar entonces agarra tu celular y grábate. Hasta el espejo puede servirte. La idea es sentirse cómodo. Hay entrevistadores amigables, otros muy duros y otros que no preguntan casi nada. Si no te pregunta nada y te deja la pregunta abierta pues cuéntale todo lo bueno de tí, agrega Galdámez. Lúcete. ¿Qué piensa el reclutador? Demuéstrame que usted tuvo un gran problema y cómo lo resolvió. Quiero saber si es creativo y si piensa “fuera de la caja”.