Cada vez se incrementa el número de casos de emprendimiento en los jóvenes. Las ganas de salir adelante y de contar con una empresa propia, algunas veces encuentra el obstáculos por falta de dinero,  y este problema se convierte en una de las preguntas más frecuentes cuando se decide formar una compañía. Es ahí cuando surge la pregunta, ¿cómo conseguir fondos para emprender?
Podemos considerar otras opciones cuando no se tiene el dinero necesario para iniciar un negocio, pero es importante tener habilidades y destrezas que nos lleven a conseguirlo. A continuación algunos consejos para ayudar a resolver el problema de la inversión inicial para tu empresa:
Revende algo
Si no eres muy creativo para crear algo puedes ser un intermediario de ventas, consiguiendo que el proveedor haga la entrega y solo serías un medio de contacto para la compra. Puedes empezar ofreciéndoles a tus contactos más cercanos como amigos, familia y seguidores.
Convocatoria de gobierno
En este caso el proceso puede ser un poco más burocrático, pero al final valen la pena,  muchas instituciones de gobierno dan fondos para distintos tipos de emprendedores.
Financiación bancaria
Una de las ventajas del financiamiento tradicional es que rápido y sólido, eso sí, lleva una responsabilidad, la de pagar con tus ingresos, pero es una buena opción antes de ceder un porcentaje de tu empresa a alguien más.
Budines ángel
Estos aportan su capital y experiencia en el mercado, pero para estos debes estar muy bien preparado porque no le ofrecen fondos a cualquiera. Es recomendable tener a alguien que te asesore ya que el problema es que los inversionistas ángel pueden llegar a intervenir demasiado en la inversión del negocio.
Préstamos participativos
En este caso el prestamista apuesta junto con el emprendedor, es una participación de las entidades financieras, es decir si al emprendedor le va bien el prestamista ganara más,  pero además se le hará un cobro de un interés fijo.
Con información de Entrepreneur https://www.entrepreneur.com/article/293070