La pérdida del cantante representa, para muchos, el final de una época. El cantante se suicidó ahorcándose en el baño del hotel en el que se alojaba. Según la agencia Reuters el hecho ocurrió en Detroit, Michigan.

Cris Cornell, de 52 años, fue encontrado muerto el miércoles por la noche después de tocar un concierto en la ciudad con Soundgarden. “Su esposa Vicky y su familia se sorprendieron al enterarse de su fallecimiento repentino e inesperado y trabajarán estrechamente con el médico forense para determinar la causa” de la muerte, dijo Bumbery en la nota. La familia y el manager del fallecido agradecen a “sus seguidores, el continuo amor y la lealtad” que han mostrado al artista y les piden “que su privacidad se respetada en este momento”.

Según asistentes al último concierto, la noche la cerraron tocado “Slaves and Bulldozers”, una canción original mezclada con el éxito de Led Zeppelin “In my time of dying”, una tradición de Soundgarden. Pero la letra de la canción toma otro significado tras la muerte de Cornell.

In my time of dying, want nobody to mourn
All I want for you to do is take my body home
Well, well, well, so I can die easy

Al momento de mí muerte, no quiero que nadie se lamente
Todo lo que quiero que hagas es llevar mi cuerpo a casa
Bueno, bueno, bueno, para que pueda morir fácil