Los países necesitan orden para prosperar, se debe proteger la vida y la propiedad privada

Los principios liberales fomentan la capacidad creadora del individuo y mientras la libertad de las personas no afecte la libertad de otros con sus acciones, tienen todo el derecho de exigir que el Estado garantice su vida y propiedad privada.

Supongo que usted querido lector, concuerda sobre la necesidad de que el Estado proteja la vida y es por ello que es inaceptable que en pleno siglo 21 en donde existe la capacidad de acceder a tecnología de primer mundo, todavía tengamos áreas en donde las instituciones de seguridad y justicia no tienen la capacidad de responder ante las necesidades de la población.  Para solucionar el desafío, las instituciones de seguridad y justicia deben trabajar de forma coordinada en búsqueda de la eficiencia de todo el sistema de seguridad y justicia, cuya cifra actual es de apenas 12.6 por ciento.

Es necesario que como sociedad sepamos que haber reducido la tasa de homicidios en el país, llegando casi a 26 homicidios por cada 100,000 habitantes, es un logro importante.  Sin embargo, todavía existen departamentos como Zacapa, Escuintla y El Progreso, en donde la tasa supera los 60 homicidios por cada 100,000 habitantes y hacia allí, deben enfocarse los esfuerzos de las instituciones públicas.

Ahora bien, en nuestro país pareciera que hemos olvidado la importancia de la propiedad privada como un pilar fundamental para proteger algo que es inherente a la persona, un derecho humano consagrado en nuestra propia Constitución Política de la República, que claramente define en su artículo 39 que “toda persona puede disponer libremente de sus bienes de acuerdo con la ley.  El Estado garantiza el ejercicio de este derecho y deberá crear las condiciones que faciliten al propietario el uso y disfrute de sus bienes, de manera que se alcance el progreso individual y el desarrollo nacional en beneficio de todos los guatemaltecos”.

Es por ello que no podemos tolerar como sociedad las invasiones, usurpaciones o cualquier otra forma de irrespeto a la propiedad privada, porque estamos yendo en contra de los propios principios que nos permitirían como país, acceder a mejores condiciones de vida.

Adicionalmente, un país donde más del 70 por ciento de la tierra en posesión, no tiene títulos de propiedad privada, está condenada a tener personas que quieran lucrar del conflicto y es por eso que debemos todos apoyar no solo el avance del registro de información catastral, si no buscar mecanismos legales para que las personas accedan a una titulación supletoria de manera más ágil y eficiente.  En la medida en que se proteja la vida y más guatemaltecos puedan ser propietarios, todos prosperamos.

@jczapata_s

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo