19 personas fallecieron y 50 quedaron heridos después de dos detonaciones en la Manchester Arena al final de un concierto de Ariana Grande.

Mientras se esclarece qué fue lo sucedió, las autoridades están tratando el caso como un ataque terrorista. Las explosiones sucedieron alrededor de las 10:30pm, el estampido causó pánico entre los asistentes y miles de personas salieron de la arena causando una estampida.

“Ariana Grande acaba de retirarse tras el telón y habían encendido las luces cuando hubo esa gran explosión y una nube de humo. Vi a cinco personas ensangrentadas”, dijo al diario The Guardian un joven de Sheffield.

“Mi corazón está con las familias que han perdido a sus seres queridos y mi admiración con los valientes servicios de emergencias. Ha sido una noche terrible para nuestra gran ciudad”, dijo Andy Burham, alcalde de Manchester.

De momento no se han identificado a los muertos y heridos, el área permanece acordonada y la estación de tren de Manchester Victoria está cerrada, confirmó el diario El Universal.

La Primer Ministro, Theresa May dijo: “Estamos trabajando para establecer los detalles completos de lo que la policía está tratando como un ataque terrorista. Nuestros pensamientos están con las víctimas y las familias de quienes fueron afectados”.