Dos supuestos ataques suicida cobraron la vida de por lo menos tres oficiales de policía de Indonesia y dejaron por lo menos 10 personas heridas.

Con cinco minutos de separación, dos detonaciones ocurrieron en la terminal de Kampung Melayu en la capital de indonesia, según informó Setyo Wasisto, vocero de la policía de la ciudad capital de Indonesia. Tres oficiales murieron tras el ataque.

El país ha sido víctima de varios ataques menores por parte del grupo terrorista Estado Islámico. De momento no se ha establecido un vínculo entre el atentado y extremistas islámicos. “Se trata de dos hombres. Sus identidades serán reveladas más adelante”, dijo Wasisto a Reuters.

Se sabe que los explosivos fueron hechos en ollas de presión, un método similar al utilizado por un suicida en la ciudad de Bandung. El hecho ha puesto en alerta a las autoridades ya que en Indonesia la mayoría de habitantes son musulmanes y se teme una ola de ataques por parte de extremistas.