CODECA volvió a pronunciarse esta semana con nuevas demandas. El comité de Desarrollo Campesino tuvo programado bloquear varios puntos del país para poder proponer sus demandas.

Entre sus peticiones estaba la renuncia del presidente Jimmy Morales, que se investigue a los diputados de ODEBRECH y que CICIG/MP investigue y castigue a todos los corruptos. Sus propuestas, nuevamente, eran poco o nada viables, propuestas prácticamente mposibles.

El problema con estos bloqueos es que cada vez que se hacen se pierden alrededor de 60 millones de dólares, pues esa cantidad de dinero representa un día de operaciones para el país. Existe pérdida de empleos, perdida para las empresas, además de que Guatemala se ve comprometida en el cumplimiento de contratos y estos daños se reflejan a largo plazo.

El año pasado se registraron alrededor de 45 bloqueos y este año, para estas fechas ya van 15, los cuales implican grandes pérdidas para el país. Nuevamente es lamentable que estas minorías organizadas se impongan sobre las mayorías silenciosas, sin reflejar un interés general, con demandas inviables y poco reales.

Por otro lado, el hijo y el hermano del presidente, José Manuel Morales y Samuel Morales cabrera respectivamente, fueron enviados a juicio por el delito de fraude en forma en el caso de Botín Registro de la Propiedad.

Este caso fue un reflejo del cumplimiento del debido proceso, el hijo y hermano del presidente colaboraron con la justicia y se presentaron voluntariamente. El presidente se alejó y mantuvo al margen de la decisión, respetando la independencia de poderes y de esta forma las autoridades pudieron tomar decisiones no arbitrarias y los procedimientos estuvieron sujetos a lo que la ley indica.

Las cárceles en Guatemala en la actualidad se encuentran saturadas y esto es porque la regla es la cárcel y no la excepción. Lamentablemente, la libertad se ha transformado en la excepción y las prisiones en la regla.

Este caso es un ejemplo de cómo quienes están acusados de un delito, pueden permanecer en libertad mientras se resuelve su caso sin ningún problema y así poder respetar el derecho de las personas que serán juzgadas.

Por último, las reformas constitucionales se encuentran en pausa, ya no se convocara para discutirlas, esta fue una decisión tomada por los diputados en la instancia de jefes de bloque. La razón de llegar a este acuerdo fue la falta de consensos que existe respecto a ciertos temas.

Es importante llegar este tipo de acuerdos y que las reformas a la constitución se tomen de forma seria y no a la ligera. Años han transcurrido y una reforma al sector justicia es primordial e importante y por ello debe ser una discusión seria, en la que hayan consensos y se busque beneficiar a los ciudadanos.

La discusión de las reformas constitucionales se ha venido desgastando, olvidando que el interés principal era reformar el sector justicia, por lo que es Importante retomar el espíritu con el que se empezaron y velar porque no exista un interés detrás de la aprobación o el rechazo de las mismas.