Estamos felices de unirnos a ustedes en lo que va a pasar a la historia como el mayor aporte de los migrantes a nuestro país: “El sueño guatemalteco” de disfrutar una vivienda, familia y negocio, generando dólares y euros sin salir de Guatemala.

Les decimos amigos, que hoy es cuando los migrantes estamos abriendo espacios e invirtiendo en la comercialización en alianza con productores directos, de comunidad a comunidad.

Creemos firmemente en que todos deseamos que nuestros hijos y nietos sean valorados por sus aportes culturales, ingenio y capacidad de crecer económicamente.

Sabemos que todo guatemalteco es responsable de su propio futuro, porque tenemos la convicción de que si trabajamos duro y cumplimos con nuestras responsabilidades, podemos salir adelante con el honor de haber servido a nuestro país, mientras que ayudamos a los demás.

Por ello, hemos decidido invertir en la nueva ola de “Los productores y migrantes en alianza” bajo el modelo de negocio “Primero Vender y Luego Producir” viendo en lo invisible y atreviéndose a lo imposible con innovación y tenacidad de miles de emprendedores sociales, en una apuesta estratégica que además de aportar a las familias guatemaltecas también aporte a la economía de otras grandes naciones.

Para nosotros los migrantes, la cultura fomenta un sentimiento de identidad y humanismo, vinculado a la preservación del planeta y renovadas aspiraciones de igualdad, respeto, tolerancia y comprensión mutua, cimentada en la alta demanda cultural de mercados internacionales, como motor transformador en:

1. Diplomacia cultural.
2. La generación de puestos de trabajo a través de las Industrias culturales (UNESCO) y Economía Naranja (BID).
3. Filantropía comunitaria y responsabilidad social y empresarial.
4. El empoderamiento de la mujer.
5. La educación para no emigrar.

Siguiendo los pasos de Estados Unidos (EE. UU.), ahora los migrantes invitamos a: “LOS EMPRENDEDORES Y MISERABLES DE EE. UU. y EUROPA” para que junto a familias enteras se muden y trabajen en Guatemala, El Salvador y Honduras bajo la filosofía de “Tiempo es dinero”, “Cultura es paz” y “Servir para multiplicar”.

No todos saben sobre el “Índice de Miseria en EE. UU.”, pero sí sabemos que EE. UU. tendrá 400 millones de personas para 2050 y no necesita más personas, por lo que los migrantes ahora estamos invadiendo nuestros países de vuelta, como inversionistas y capitalistas, con mentalidad de economía social de mercado, donde se hable de generación económica, pero con sentido social y humano, replicando modelos que en Estados Unidos han funcionado, pero para nuestros países de origen son desconocidos.

Necesitamos generar cambios estructurales que eleven a clase media la población Centroamericana. “Imagine Magnánimos Arquetipos y Generaciones Invirtiendo en Nodos de Emprendedores” G.E.C

Así como New York, en la Estatua de la Libertad atrajo a miles de millones de migrantes que buscaban un nuevo amanecer, así mismo, los migrantes, que invertimos en nuestras familias, invitamos a que Guatemala tenga nuevos horizontes.

Bajo el nuevo coloso, desde la Estatua de la Libertad en New York, indica: “¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad. El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas. Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí ¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!”

Si Estados Unidos y Guatemala quieren reducir la migración, antes de sentarse a negociar con México, necesita negociar con migrantes guatemaltecos. Deberían pensar fuera de la caja, “out of the box”, y reflexionar por un momento que los principales interesados en desarrollar “La Estrategia de Estados Unidos para Centroamérica” son los mismos migrantes que residen en EE. UU. A nosotros nos interesa encontrar prosperidad para nuestras familias y municipios de origen para que no tengan que migrar.

No es válido darle tratamiento de cáncer al paciente, sin preguntarle qué síntomas tiene.

Hoy ¡los migrantes somos “un activo”!

Hoy ¡Los migrantes cambiaremos Guatemala en 2019!

Hoy ¡Creamos el Sueño guatemalteco!

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo