La serie de inundaciones más graves de los últimos años ha cobrado la vida de al menos 164 personas, según anunciaron las autoridades. El viernes las lluvias torrenciales provocaron inundaciones y desprendimientos de tierra en todo el país que obligaron a medio millón de personas a abandonar sus casas.

Según reportes de autoridades del Disaster Management Centre, 104 personas están desaparecidas y 88 se encuentran hospitalizadas.

Para hoy se esperan más lluvias de la temporada del monzón las cuales pueden complicar los esfuerzos de rescate. El ejército movilizó helicópteros, barcos y vehículos anfibios para ayudar a los afectados y distribuir alimentos y productos de primera necesidad, según el diario El Mundo.

Sri Lanka también lanzó un llamamiento para recibir ayuda internacional. India ya ha enviado varios navíos militares con ayuda médica. Por su parte Naciones Unidas anunció el envío de contenedores de agua y tabletas para purificar el agua mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene previsto proporcionar medicamentos en las zonas afectadas.