La fotografía de un Tiger Woods ojeroso y descuidado ha dado la vuelta a la Internet. Este es otro punto bajo en la carrera del golfista más famoso del mundo que ha sido arrestado por estar intoxicado en el estado de Florida.

No se ha hecho pública la sustancia. Woods fue detenido a las tres de la mañana y tras ser trasladado a la comisaría de Palm Beach, fue puesto en libertad sin fianza. Woods tiene 79 títulos de la PGA. Tras una ausencia en el circuito de 17 meses, ha vuelto al golf profesional, pero no ha conseguido los resultados que solía imponer.

El arresto del astro del golf es un golpe más a su ya dañada reputación, la cual se vio seriamente afectada tras el escándalo sexual que protagonizó en 2010 que desencadenó en su divorcio. Un año antes, tuvo un accidente el Día de Acción de Gracias cuando estrelló su vehículo en la entrada de su casa.