En la actualidad , el cambio a un camino tecnológico y automatizado es el reto de muchas empresas en un mundo competitivo. Otro de los retos es que la gente esté al tanto de lo necesario que es permanecer actualizado y capacitado para adaptarse rápidamente a un mundo que evoluciona velozmente.

Esta temática fue abordada por Manpower Group que realizó un estudio llamado: La Revolución de las Habilidades: Digitalización y por qué las habilidades y el talento son importantes”. Alrededor de 18 mil empresas de 43 países participaron en un estudio en donde se destaca la preocupación en cuanto a la búsqueda de talento humano y su capacitación perenne para trabajos que no existen aún. Las multinacionales deberán de invertir en su personal para afrontar una feroz competencia en un escenario que está a la vuelta de la esquina. Las culpas abundan entre el sector educativo, empresarial y del gobierno, sin embargo, ¿quién liderará el camino?.

Tania Arita Zelaya Gerente Regional de Servicios Especializados de ManpowerGroup Solutions para Centroamérica y República Dominicana habló con República sobre las interioridades de este estudio y aunque los resultados parezcan apocalípticos para la representante el escenario presentado es una oportunidad para mejorar. El estudio fue presentado en Guatemala y próximamente en otros países.

De qué trata el estudio?

El estudio llega en un buen momento para hacer conciencia al individuo, a la industria y las universidades sobre cómo están surgiendo nuevas habilidades y que aquellas personas que no se actualicen o no se adapten rápidamente no podrán posicionarse en puestos laborales importantes. Una carrera universitaria se vuelve obsoleta a los 5 años y esa estadística va cambiando. El estudio llega en un momento adecuado para poder actuar. Nos da una radiografía exacta de lo que sucede, las tendencias y a dónde nos tendremos que mover.

El estudio habla sobre humanos conviviendo con robots, ¿podría ampliar este concepto?

Cuando veíamos la película Terminator era todo muy lejano pero ahora estamos en esa era, un mundo totalmente diferente. Nosotros hablamos de que hay que estarse actualizando y capacitando constantemente porque vamos a estar muy apegados a la tecnología. En una oficina, por ejemplo, si se va el internet la oficina no se detiene, todo se trabaja en una nube, no es necesario tener un papel y lápiz para archivar. Vemos como las tecnologías están acaparando muchos puestos de trabajo. El estudio dice que para el 2025 los trabajos para la nueva generación aún no existen. No se va a necesitar una guerra, lo que sucede es que vamos a necesitar adaptarnos a ese mundo de transformación y universo tecnológico así como otras cosas que no estamos acostumbrados. Hoy una plaza de trabajo como es el Community Manager que hace 4 años no existía es en la actualidad muy cotizada para dar respuesta a los clientes en tiempo real.

¿Juegan las empresas al papel de la universidad en vista que éstas no lo cumplen?

Dentro del estudio hablamos de un liderazgo responsable y receptivo. Si bien es cierto que las empresas van a tener que jugar un papel importante también yo como individuo me tendré que volver responsable y atender a esta exigencia y que hayan iniciativas de educación totalmente diferentes. El individuo tiene que estar atento también para ver en qué se tiene que preparar y en qué tiene que estar listo. Hay que ser más receptivos para adaptarse en estas nuevas habilidades totalmente diferentes porque el mundo está cambiando y si no cambiamos moriremos. El cambio es la única certeza. Este estudio va a ser presentado en universidades, empresas y gobierno para que vean qué es lo que está sucediendo en otros países y cómo lo están enfrentando para que de esa manera podamos estar preparados y tener una empleabilidad más aceptable.

A nivel interno de una empresa está la convivencia entre personas que están altamente capacitadas con las que tienen liderazgo y experiencia en la toma de decisiones. Pero por las crisis económicas las empresas despiden su talento creado y prefieren lo económico. Esto también es un reto para las empresas ¿verdad?

Sí, en Guatemala hay un alto porcentaje de personas que no tienen estas otras habilidades que las empresas demandan. Habilidades como un segundo idioma, competencias como liderazgo y toma de decisiones. Entonces las empresas están entendiendo que también deben hacer cambios a nivel interno para lograr una retención del talento ya existente porque es escaso y no se encuentra a toda la gente que reúna esos requisitos.

Lo que deben hacer es ayudarse con programas de “coaching” para desarrollar también esas habilidades en las nuevas generaciones que no lo tienen. Otra cosa que sucede es diferentes generaciones trabajando en el mismo lugar de trabajo. Generación X, Y, Milenials y tradicionalistas. Para el 2020 los milenials van a ocupar el 50% de la población económicamente activa. Las empresas también se están adaptando en esa retención y están tratando de mejorar la vida de las personas y ser parte importante en la solución.

¿Qué mecánica tienen los países desarrollados para capacitar a las personas y crearles un plan de carrera así como desarrollarles esas competencias para ser más útiles?

Hay países van a aumentar la parte de la digitalización como otros que están pensando en disminuirla. Guatemala va a aumentar su digitalización. Las empresas son conscientes de su automatización al mismo tiempo van a hacer esos ajustes y con ello mantener o incrementar su plantilla laboral. Guatemala está en un grupo junto con Perú, Panamá y Portugal que están planeando aumentar su planilla laboral y están invirtiendo en la automatización pero también van a necesitar a nuevos talentos con nuevas habilidades para tomar ese mundo digitalizado. Derivado de esto, nosotros como empleadores tendremos que estar anticipándonos a estos cambios  y ver cuáles son las habilidades que vamos a necesitar en cada uno de nuestros trabajadores para que puedan lograr la permanencia y puedan ser más productivos en su empresa.

Me da un poco de miedo tres cosas, que las empresas desechen a las personas y que debido a la automatización no contraten. Que la gente que no esté capacitada pierda su trabajo porque no tengan las habilidades requeridas y tercero que las empresas no quieran capacitar a su personal.

Eso no debería no de pasar y eso tendrá que ser una responsabilidad individual para que se capacite porque si no, se volverá obsoleto. Aquellas personas que no encuentren trabajo y no logran ubicarse será por la falta de no tener éstas habilidades. La gente tendrá que estar constantemente capacitándose para que pueda ser atractivo para las empresas.