Las oficinas de Google en Ámsterdam se localizan en la parte sur de la ciudad. Son 3 mil metros cuadrados inspirados en garajes en donde la sostenibilidad es un concepto fundamental ya que no se usaron materiales tóxicos.

La compañía se encargó de diseñar las instalaciones apoyándose en un enfoque marcado por la energía y el consumo de agua. Los empleados tienen una vista de 180 grados a la ciudad.

Todos los espacios son adaptables y permite a los colaboradores trabajar juntos y comunicarse en un ambiente diverso, al mismo tiempo que tienen un espacio personal.

Hay caravanas de los años 60 en medio de la oficina en donde se llevan a cabo reuniones de alto nivel así como de todas las divisiones. Posee un gimnasio y una sala de meditación.

 

Con información de Forbes.es