Los lectores de República se pronunciaron acerca de la decisión de los diputados de no sesionar durante un mes, supuestamente para dedicarse a dictaminar leyes y atender trabajo pendiente en las Comisiones a las cuales pertenecen en el Legislativo.

El sondeo semanal concluyó con un 82% de rechazo a la determinación de los congresistas, lo cual demuestra el rechazo.

Tras el receso del primer periodo de sesiones de este año, los diputados se reunieron en cinco sesiones extraordinarias para aprobar la Ley del Deporte, ratificar el Estado de Sitio en Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos y para darle luz verde a un Acuerdo que defiende el pago de sus prestaciones.

Los diputados tienen un salario de Q29,150.00 que incluye dietas por asistencia a sesiones plenaria por Q9,600. La ley establece que deben realizar por lo menos dos sesiones al mes para recibir el monto. Si en caso se ausentan una carta de excusa será suficiente para recibir el pago.

Aparte de rechazar la decisión de los diputados, también hubo comentarios diversos. Algunos se presentan a continuación: