Aunque las cifras cambian con el pasar del tiempo, hasta ahora se reportan no menos de 62 muertos y 54 heridos en el incendio forestal que se inició ayer en Pedrógão Grande, Portugal y el que ya cortó cuatro vías principales.

La localidad de Pedrógão Grande alberga a no menos de 4 mil habitantes en el centro de Portugal, y este incendio es considerado uno de los peores de la última década. El siniestro no ha sido extinguido, y según se sabe, la mayoría de los 54 heridos están en condición grave.

De momento, se considera que el incendio pudo ser ocasionado por un rayo y se descarta mano criminal.

Lo que más ha sorprendido a la localidad es que no menos de 30 víctimas murieron carbonizadas dentro de sus autos, cuando al transitar por la carretera los encerró el fuego. Las vías por las que transitaban conectaban los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria.

Portugal ha decretado tres días de luto por la tragedia y comenzaron hoy.

Las llamas se propagaron durante la tarde del sábado de una forma que “no tiene explicación”, según explicó el secretario de Estado de Administración Interna, João Gomes. Unos “vientos descontrolados” terminaron convirtiendo un fuego de bajas dimensiones en “un incendio imposible de controlar”.

Lea también: Portugal: Incendio deja 19 muertos varios heridos