Parece que estamos cerca de otra reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) en Guatemala. La comisión de asuntos electorales está cerca de presentar la propuesta de reforma formal. Hasta el momento dicha comisión ha realizado un trabajo de acercamiento y socialización del borrador de la reforma con sociedad civil, tanques de pensamiento y partidos políticos; aspecto que ha sido positivo y se ve rara vez en el Congreso.

El aspecto más importante de la reforma a la LEPP debe ser empoderar al ciudadano para que este pueda tener mayor cercanía e injerencia en la política de Guatemala. El empoderamiento del ciudadano se puede lograr a través de dos medidas. La primera de ella es modificar la forma de elección de diputados, pasar de tener listas cerradas y ciegas para el votante a tener listados abiertos en donde el ciudadano pueda elegir al diputado con el que se sienta más representado sin importar la posición de la casilla en la lista.

Para la apertura de los listados es importante que se acompañe de otra reforma que resultaría sustancial para empoderar al ciudadano y para que la apertura de listados funcione de forma eficaz. La creación de sub-distritos electorales es la segunda reforma necesaria para empoderar al ciudadano. Los distritos electorales responden al espacio físico al cual cada diputado representa, actualmente los distritos electorales son los departamentos del país y en el caso del la ciudad un distrito electoral por la ciudad de Guatemala y otro distrito electoral por los demás municipios del Departamento de Guatemala.

Al reducir el espacio físico de los distritos electorales creando sub-distritos los ciudadanos podrán conocer de mejor manera al diputado que lo representa. Otra virtud de los sub-distritos electorales es que el ciudadano puede fiscalizar con mayor facilidad a su diputado.

Debemos recordar que la reforma a la LEPP fue una de las principales peticiones que se escuchaban en la plaza en el año 2015 y la última reforma LEPP no cumplió con todas las expectativas ciudadanas, si bien otorgó mayor poder de fiscalización al TSE aún se necesita una reforma LEPP que empodere al ciudadano y mejore la calidad de partidos políticos para tener una mejor representatividad con los políticos.

@joseecheve

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo