No menos de 26 pasajeros heridos es el saldo de un vuelo de China Eastern Airlines. La aeronave debió atravesar una zona de turbulencias, antes de llegar a Kunming, capital de la suroccidental de Yunnan.

El vuelo MU744, abandonó el Aeropuerto Charles de Gaulle de París, y aterrizó una hora más tarde de lo previsto, debido a las turbulencias. Según declaró la aerolínea, los heridos fueron enviados al Primer Hospital Popular de la provincia de Yunnan y al Hospital Yan’an.

“Los heridos, cuatro de ellos graves, sufrieron fracturas de huesos, heridas del cuero cabelludo y en la piel, por la caída de equipaje o por el choque con los compartimentos superiores”, declararon los servicios de socorro.

Según uno de los tripulantes, la turbulencia duró no menos de 10 minutos. Pero durante ese tiempo, varios pasajeros fueron arrojados de sus asientos. El incidente se registró una semana después de que otro vuelo de China Eastern Airlines, con destino a la ciudad de Shanghái se vio obligado a regresar a Sydney, Australia, cuando uno de sus motores registró un severo daño, poco después del despegue.