El proceso de evaluación de desempeño a empleados en el reglón 0-11 del organismo Legislativo, inició este lunes con la intención de evaluar académica y profesionalmente a todos los empleados permanentes del Congreso.

La evaluación, intenta medir avances en sectores como formación profesional, académica, técnica además de identificar faltas de tipo administrativas o legales.

Los empleados deben llegar a un punteo mínimo de 65 puntos para aprobar de manera satisfactoria la evaluación o de contrario, deberan llevar un proceso para capacitarse en las áreas donde se encuentre una debilida, indicó el diputado José Rodrigo Valladares.

Según el parlamentario, para recolectar información de los emplados permanentes del organismo,  2016  se creó la Unidad de Evaluación de Desempeño, que junto a los diputados calificaran las labores del personal que atiende a la institución y los parlamentarios.

Según  Valladares, esta evaluación se le hará a  mil 300 empleados, con el fin de realizar una reclasificación de puestos y salarios.

“Aunque si se puede despedir a un trabajador la función de la Unidad de Evaluación no es realizar un despido masivo, sino dignificar al personal realizando un reconocimiento de la labor que desempeñan”, menciona Valladares.