Hoy, Inglaterra inició la semana con un minuto de silencio por los hechos que han atentado contra el estilo de vida inglés, pues además del incendio ha vivido cuatro atentados en tres meses.

Respecto del incendio de un edificio de viviendas sociales de Londres, hoy el Departamento de Policía declaró: “Temo decir que hay ahora 79 personas que creemos que están muertas o desaparecidas, y desgraciadamente tengo que asumir que están muertas”, dijo a la prensa el comandante Stuart Cundy. También expresó su temor a que haya gente en el edificio de la que nadie ha reportado su ausencia.

El miércoles de la semana pasada, un siniestro consumió la Torre Grenfel, un edificio de 24 plantas en el barrio londinense de Kensington. Donde vivían no menos de 600 personas, en ese inmueble de 120 apartamentos.