El coordinador político de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, fijó posición ante la sesión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde no logró este lunes aprobar ninguna de las dos declaraciones sobre la crisis de Venezuela presentadas en la reunión de consulta de ministros de Relaciones Exteriores, ya que ninguna obtuvo los 23 votos necesarios, señala el diario El Nacional.

El opositor denunció que la OEA sigue en deuda con el pueblo de Venezuela.  Agregó que, mientras contaban votos de países, en Venezuela contaban balas y muertos.

En este sentido, Vecchio solicitó que se incluya el tema de Venezuela en la Asamblea de este martes.

“Una mayoría de los paises de OEA, incluyendo 6 del Caribe, claramente rechazan el fraude de Constituyente de Maduro”, dijo en su cuenta en Twitter el también exiliado político.

La propuesta negociada por un grupo amplio de países que pedía reconsiderar la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela fracasó por 20 a favor, 8 abstenciones, 5 en contra y una ausencia.

Capriles: “Los que no apoyan la resolución de la OEA que vengan a Venezuela”

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, invitó a los países que no apoyron la resolución en rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente de la Organización de Estados Americanos (OEA) a que viajaran a Venezuela a constatar la crisis que atraviesa la nación, agrega El Nacional.

 “¡Los venezolanos esperamos que aquellos países que no acompañaron la resolución en la OEA vengan a Venezuela a constatar el hambre y la escasez que se vive!”, escribió el opositor en su cuenta de Twitter.

El gobernador mirandino apuntó que la mayoría del continente rechaza la propuesta del presidente de la República Nicolás Maduro de instaurar una Asamblea Nacional Constituyente.

“¡Hay una evidente mayoría en el continente que está comprometida con la grave crisis que vive nuestra Venezuela! ¡Los venezolanos tenemos el respaldo de la inmensa mayoría del continente y seguiremos luchando para encontrar una solución democrática!”, añadió Capriles.