La entidad que dice representar a las iglesias evangélicas de Guatemala rechazó públicamente que el Ministerio Público, MP, haya colocado la bandera de la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) en su sede central, con el objetivo de conmemorar el Día Internacional del Orgullo Gay.

“Reprobamos la actitud del MP al colocar la bandera del orgullo gay con la cual se promueven prácticas amorales y contrarias a la familia que el Estado de Guatemala ha defendido desde su misma creación”, señaló esta entidad en un comunicado.

La Alianza Evangélica calificó de “amoral” a esta minoría por estar “desprovista de moral” (RAE) para hacer lo correcto y actuar de forma diferente a lo que se considera socialmente aceptable (http://definicion.de/amoral/).

¿Es la iglesia evangélica la guardiana de la moral en Guatemala? Definitivamente no. Vivimos en un Estado laico y la Constitución garantiza la libertad de expresión de los ciudadanos guatemaltecos, el derecho de pensar y actuar distinto.

Asimismo, es paradójico que la Alianza Evangélica califique a los miembros de esta comunidad como contrarios a la familia cuando, justamente, tanto en Guatemala como en el mundo, se encuentra realizando intensos y legítimos esfuerzos por defender el derecho de formar una familia bajo el imperio de la ley.

Inmoral es una conducta que se opone a la moral o a las buenas costumbres (RAE). Siguiendo esta definición, encuentro inmoral que la mayoría de las iglesias evangélicas obliguen a pagar el 10% o más entre diezmos y ofrendas a sus fieles. Un amigo evangélico me aseguró que “lo mismo hace el Estado cobrando impuestos”. ¿Pretende ser un Estado dentro de un Estado?

También me pareció inmoral hace un año que Roxana Baldetti, ex Vice Presidenta del país procesada por la justicia, haya financiado la elaboración de un asta y una bandera gigante de Guatemala para ser colocada en el fastuoso templo evangélico “Casa de Dios” del “Pastor” Cash Luna.

Mientras “Casa de Dios” reconoció su error y retiró inmediatamente el asta y la bandera de sus instalaciones, la Alianza Evangélica no emitió ningún tipo de pronunciamiento en esa ocasión. ¿Actitud inmoral o amoral?

Con este nivel de intolerancia, no sería extraño que se comiencen a importar en Guatemala burdos y violentos ataques homofóbicos, como, por ejemplo, la brutal represión de la policía de Turquía a los manifestantes de la marcha del Orgullo Gay en ese país. O el intento del autodenominado “Pastor Soto” de humillar en vivo y en directo por televisión a un periodista homosexual en Chile, pisando una bandera gay. https://www.youtube.com/watch?v=OfS6gIpeGvQ

PD: la intolerancia se nutre de la ignorancia: el “Pastor Soto”, sin saberlo, confundió el símbolo LGTBI con la bandera de la ciudad peruana de Cuzco.

¿Actuó mal el MP? Es discutible. La entidad explicó en sus redes sociales que colocó la bandera LGTBI en seguimiento a su Plan Estratégico 2015-2019, el cual establece una atención especializada a determinados grupos de la población como esta comunidad.

Lo que sí es indudable es que los miembros de esta minoría están en plenas facultades de exigir sus derechos y no quedar desamparados ante la ley. Lo hacen en paz, sin insultos y recriminaciones.

Líderes de la Alianza Evangélica: vivan y dejen vivir. Este tipo de comunicados tienen el potencial de promover el odio y la violencia contra el colectivo LGBTI. Personas con otra orientación sexual tienen el mismo derecho de casarse y vivir en familia con amor que los heterosexuales.

Estamos en el Siglo 21. Así como son activos en Facebook, (https://www.facebook.com/AlianzaEvangelicaDeGuatemala), ¿Por qué no evaluar la factibilidad de modernizar su posición sobre esta comunidad, mostrando disposición al diálogo?

Líderes mundiales como el Papa Francisco ya entraron en esta sintonía, puesto que desde agosto de 2016 ha manifestado públicamente su convicción que la Iglesia Católica debe acercarse y pedir perdón a las personas gays por los históricos malos tratos recibidos.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo