Después de la polémica discusión generada la semana pasada porque el embajador estadounidense Todd Robinson llamó idiotas a 4 diputados, esta semana la embajada estadounidense vuelve a tener protagonismo en lo más relevante de la semana. El presidente Donald Trump nominó a Luis Arreaga como sustituto de Robinson.

El nuevo embajador es considerado experto en temas de seguridad, además de ser un diplomático de carrera. Una de las razones por las cuales fue nombrado el nuevo embajador es porque el secretario de Seguridad John Kelly conoce de la realidad guatemalteca y el nuevo embajador, de ser enviado a Guatemala, continuará con el trabajo que ha ejercido la CICIG.

Es importante que Arreaga o quien sea electo como sustituto de Robinson, cumpla con un buen perfil y mantenga la buena relación con el país estadounidense, pues las relaciones con el mismo son de gran importancia para Guatemala.

El embajador Robinson se encuentra complacido con la nominación de Arreaga, quien tiene origen guatemalteco y que según el actual embajador hará una excelente tarea en impulsar la prosperidad económica y continuar con la lucha de la corrupción.
Por otro lado, no es novedad la crisis que el Estado de Guatemala atraviesa en la actualidad, sobre todo una crisis de gobernabilidad en la que difícilmente es capaz de apoyar a la población.

La ingobernabilidad se hace presente en diferentes lugares del país y Casillas en Santa Rosa es la nueva víctima. El municipio está bloqueado por vecinos del lugar que no permiten que el desarrollo llegue al lugar. Algunos de los comunitarios desean que las operaciones mineras ya no se lleven a cabo, frenando actividades económicas y el desarrollo de la comunidad.
Estos bloqueos afectan a todo el municipio y es lamentable que el Estado no intervenga en este tipo de situaciones pues su alcance es tan reducido e ineficiente que no logra apoyar a la población.

No existen policías, alcaldes y autoridades y los vecinos que realizan los bloqueos están afectando el paso a otros municipios. El Estado no debería tener excusa pues es un lugar cercano y en el cual deberían intervenir con urgencia y rapidez. El gobierno una vez más, es incapaz de responder a las demandas de la población y buscar el bien común de la misma.

Por último, está semana, Octavio Alonzo Aceituno fue electo como Director de la institución de Renap. El nuevo director asumirá el 2 de julio, preocupaba que quien asumiera el cargo estuviera dentro de los profesionales que no llenaban el perfil, sin embargo, Alonzo no cuenta con alguna denuncia Penal, a diferencia del resto y alcanzó una buena puntación en la evaluación del Directorio.

Es vital que el nuevo director cumpla con sus funciones a cabalidad dentro de la institución, puesto que la misma tiene un fin tan importante como es identificar a los ciudadanos guatemaltecos. En la actualidad Renap cuenta con un presupuesto de 370 millones de quetzales y con 394 sedes alrededor del país.